El trueque fomenta la productividad

Las parroquias del valle de Tumbaco fueron partícipes de un evento para impulsar alternativas de emprendimiento como el trueque.

El jueves 18 de febrero se realizó el Taller virtual de experiencias, prácticas y saberes del trueque:  50 personas se unieron a esta reunión para conocer más sobre esta experiencia.

Autoridades del Gobierno Autónomo Descentralizado de Pimampiro, junto a personas que han participado durante años en esta forma de comercialización explicaron cómo realizan esta práctica en su territorio.

Pimampiro, ubicado al norte de la provincia de Imbabura, desde 2017 fue declarada como Patrimonio Cultural Nacional por el trueque y fue definida como la “tierra de la reciprocidad y solidaridad”.

 Y es que el cambio, como práctica ancestral, se ha mantenido en la Sierra norte del Ecuador. Específicamente en Pimampiro, los días viernes y sábados antes del domingo de Ramos, miles de personas se reúnen para intercambiar sus productos agrícolas.

Gente de todas partes del Ecuador y hasta de Colombia se juntan en una verdadera fiesta por la comercialización sin moneda, pero con reciprocidad.

Durante el taller mantenido con los moradores de la zona de Tumbaco, varias personas que han participado en el trueque contaron sus experiencias. Belén Chalá, representante del pueblo afro, contaba como en familia salen juntos a la plaza y mientras uno se queda a realizar los intercambios, el resto va a buscar productos para la fanesca, “es que así se reduce el gasto para su preparación”, dice Belén.

Ángela, representante del pueblo indígena,  habló sobre las costumbres de su pueblo milenario, de las enseñanzas dejadas por sus ancestros sobre el compartir entre vecinos y también con la madre tierra, a quien le devuelven los favores que ella les da.

El trueque en Pimampiro no solo se queda con el intercambio de productos. Entre vecinos se prestan horas y días de trabajo en la tierra. Belén Chalá señala que estas iniciativas permiten fomentar valores de solidaridad, reciprocidad y hasta de compadrazgo, dice riendo.

Otra de las panelistas, Norma, afirma que el trueque construye nuevas alternativas de economía, procesos sin dinero, que en esta pandemia han sido fundamentales.

Los asistentes del valle de Tumbaco quedaron complacidos con estos testimonios. Desde al Administración Zonal de Tumbaco se está implementando un proyecto que permita asimilar estás prácticas en las parroquias rurales, de tal manera de salvaguardar la cultura de las comunidades, así como fomentar nuevos modelos productivos que permitan el bienestar de las familias garantizando la soberanía alimentaria.

El proyecto continuará con la visita de varias delegaciones de las parroquias de la Zona Tumbaco al cambio o truque en Pimampiro, durante la Semana Santa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.