Concejo conoció informe sobre situación del río Monjas

En la sesión ordinaria No. 136, el Concejo Metropolitano conoció el informe de las secretarías de Seguridad, Ambiente y Epmaps sobre la situación del río Monjas y la mitigación de los riesgos, en especial en el sector de Parcayacu, Pusuquí y Pomasqui.

Se requiere una intervención integral como construcción de muros, expropiaciones, relocalización, fortalecimiento de estructuras de los puentes, colectores, arborización, control de botaderos de escombros, entre otras acciones a corto, mediano y largo plazo.

El alcalde de Quito, Dr. Jorge Yunda Machado, indicó que se convocará a una mesa técnica con la participación de todas las instituciones municipales para analizar la situación y de ser necesario decretar el estado de emergencia en toda la zona.

La problemática debe resolverse de manera técnica porque hay asentamientos en zonas de riesgo que se realizaron por décadas.

 “Seguiremos trabajando a corto, mediano y largo plazo. Se requerirá alrededor de 1000  millones  para solucionar la situación de las cuencas hídricas del Machángara, el  río Monjas y quebradas, acciones que posiblemente se hagan en 8 o 9 años. Pero queremos dar los primeros  pasos en la solución de este tema para que la población esté tranquila”, indicó el burgomaestre.

Según el informe existen 15 puntos críticos en todo el recorrido que deben ser intervenidos de manera independiente e integral. Se debe corregir el cauce del río, sostener los taludes, plantar árboles.  Además, realizar un sistema de alerta temprana ante cualquier situación que se produzca en el lugar y los vecinos sepan cómo actuar en estas emergencias. Adicionalmente se pide el reforzamiento de los puentes: La Marquesa y de La Contraloría.

También se plantea la creación de una unidad independiente con presupuesto autónomo que se encargue de la intervención de las cuencas hidrográficas en el Distrito. Es necesario el control de asentamientos y botaderos de escombros. La Epmaps debe construir nuevos colectores como parte de la construcción de la planta de tratamiento de aguas residuales de Vindobona.

Tener un campamento en el sitio con maquinaria pesada permanente para atender las emergencias. Buscar financiamiento externo para invertir en las obras requeridas en la zona.

El gerente de la Empresa Pública Metropolitana de Agua Potable y Saneamiento,  Epmaps, Juan Pablo Espinosa,  dijo que la empresa -como parte del proceso de Vindobona- podría presentar una hoja de ruta para que una dirección administrativa asuma el proyecto de descontaminación de los ríos, que podrían hacerse en el sector tres pequeñas plantas de tratamiento de aguas residuales que podrían mitigar el impacto de la problemática en la zona.

“En los dos años se invirtió 2.7 millones, 12.5 millones en los 4 años de gestión. Se podría anticipar la ejecución del plan de escorrentías programado desde el 2020-2040 con una  inversión de 60 millones desde la quebrada Jatunhuayco, con colectores de alivio y tanques de retención y obras de anticipación en el río Monjas. Es necesario buscar recursos internacionales. Ya se ha planteado una posibilidad con el Banco Interamericano de Desarrollo,  (BID)”, explicó Espinosa.

Por su parte, la Secretaría de Ambiente informó que se han realizado 25 acciones en territorio en todo el río Monjas como cercado e intervenciones a lo largo del 2020 e inicio del 2021.

Es necesario la reubicación de las familias asentadas al filo de río para mitigar la zona mediante cobertura verde. Ya se ha socializado con los moradores de la zona la propuesta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *