AMC realiza a diario extensas jornadas de control

En el marco de la emergencia sanitaria por la COVID-19, la Agencia Metropolitana de Control, (AMC), que está a cargo de controlar la correcta aplicación de medidas de bioseguridad como el uso de mascarilla, distanciamiento social y aforo de lugares públicos, ha intensificado sus jornadas de trabajo.

Desde este lunes 26 de abril, las actividades han sido extensas y se han cumplido dentro de los márgenes de sus competencias. El lunes se realizó un operativo interinstitucional al sur de Quito para verificar que transeúntes, conductores y usuarios de los diferentes medios de transporte utilicen permanentemente la mascarilla.

El miércoles 28 varios equipos de control recorrieron las quebradas de la ciudad para evitar su contaminación con escombros y basura. En la quebrada del río Monjas se realizó una inspección y además se atendieron denuncias de fauna urbana en el sector. Por otro lado, en Cumbayá se levantó un acto de inicio a un ciudadano que arrojaba materiales de construcción en una quebrada.

Este jueves 29 se realizó una inspección en el área de influencia de la quebrada Carretas, donde identificaron los tubos que hacen descarga de aguas hacia el espacio público.

La madrugada de este mismo jueves, los funcionarios de control clausuraron un camal clandestino en el sector de Carcelén. Esta actividad, además de generar desorden, ponía en riesgo a quienes consumían los cárnicos ofertados.

A lo largo de esta semana, la AMC estuvo presente en parroquias rurales como Checha y Yaruquí, verificando el correcto uso del espacio público y el orden en las actividades económicas realiza-das.

Los funcionarios de la Agencia de Control monitorean permanentemente que en los centros de vacunación no se generen aglomeraciones ni altercados.

Uno de los pilares del trabajo de esta institución es la empatía, por lo cual realizan sus labores con el único fin de lograr un bienestar colectivo y principalmente, brindar comodidad a los más vulnerables.

Ahora la AMC se prepara para los operativos previstos por el Día del Trabajador, aun cuando el país se encuentra en Estado de Excepción y existen severas restricciones de movilidad y asociación. En este contexto, se desplegará a 63 funcionarios en el centro de la capital para el control de libadores, medidas de bio-seguridad, correcto uso del espacio público, licenciamiento y actividades económicas.

Dato de interés

La Agencia Metropolitana de Control (AMC) es el ente sancionador del Municipio del de Quito y tiene varias competencias como el control de las actividades económicas, buena tenencia de fauna urbana, construcciones, contaminación de quebradas, espacio público, entre otras.

Diariamente los funcionarios de control ponen en práctica su potestad sancionadora ante el incumplimiento de la normativa metropolitana, con el propósito de lograr un Quito ordenado otra vez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.