Metro de Quito garantiza accesibilidad universal para grupos de atención prioritaria

El Metro de Quito es el sistema de transporte más moderno en el país, y cumple con los criterios de diseño universal para garantizar la accesibilidad de toda la ciudadanía, transformando así la movilidad.

Representantes de las subsecretarías de discapacidades y de gestión intergeneracional del Ministerio de Inclusión Económica y Social, constataron el nivel de accesibilidad para personas con discapacidad; para el efecto, se realizó una visita técnica en la estación Ejido, junto al gerente general de la Empresa Pública Metropolitana Metro de Quito, Allan Peñafiel.

Con la implementación de ascensores con señalética braille desde la superficie, piso podototáctil, rampas de acceso en las ‘Zonas Metro’, carteles de información y capacidad instalada para emitir mensajes de audiofonía, toda la infraestructura está pensada en la inclusión de todos los grupos de atención prioritaria.

Manuel Guamán, Subsecretario de Discapacidad, fue parte de este recorrido para constatar la accesibilidad universal para todos los tipos de discapacidad. “El Metro de Quito está tomando todas las medidas para la inclusión, especialmente a favor de las personas con discapacidad”, mencionó Guamán, comparando este transporte con metros de ciudades de Europa.

“Si ninguna duda, el Metro de Quito va a transformar la vida de los quiteños y va a dar un nuevo aspecto a la ciudad”, dijo Juan Diego Torres, Subsecretario de Gestión Intergeneracional, al terminar el recorrido por la estación. La facilidad en los accesos, la presencia de ascensores y escaleras mecánicas brindarán un apoyo para la libre movilidad de adultos mayores dentro de este subsistema de transporte.

Adicionalmente a la infraestructura construida y todo el equipamiento funcional en cada estación, el otro pilar que contribuirá a la inclusión, es la formación en valores y comportamientos que son la base del modelo de gestión social ‘MetroCultura’, que busca sensibilizar a los ciudadanos con enfoque en la inclusión.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *