‘Somos Semillas de Esperanza’ graduó a niños de entre 0 a tres años

Quito, 07 de julio (Quito Informa). – “Buenos días a todos, mi nombre es Matías Castañeda, ha llegado el final de un hermoso camino, donde conocí a mis amigos, con quienes jugamos, lloramos y aprendimos. Gracias profes, gracias Patronato, los quiero mucho y los llevo en mi corazón hasta siempre”, estas fueron las palabras de uno de los 1.375 niñas y niños de todo el Distrito que culminan el proceso de estimulación temprana para continuar con el siguiente reto, el sub nivel de educación inicial.

Matías forma parte del Proyecto de Atención a la Primera Infancia, de la Unidad Patronato Municipal San José (UpmsjI). Está dirigido a niñas, niños de (0 a 3 años) y mujeres gestantes en situación de pobreza o extrema pobreza, con prevalencia de nutrición y otras vulnerabilidades en todo el Distrito Metropolitano de Quito. El programa se basa en tres componentes: crianza y cuidado con ternura, salud y bienestar integral; alimentación y nutrición.

Fernanda Yépez, directora ejecutiva de la Upmsj, señaló que “para nosotros es una alegría acompañar a las familias en este esfuerzo por entregar herramientas y habilidades para los niños más pequeñitos. Dentro de la modalidad de atención domiciliaria nosotros entregamos estrategias de nutrición, de cómo mejorar la dieta, también una vez a la semana una educadora va a los domicilios, ellas preparan en habilidades de motricidad fina y gruesa, con habilidades que permitan a los niños ingresar al sistema educativo”.

Esta unidad municipal adicionalmente trabaja en técnicas de protección, de restitución de derechos, en cuidados con ternura. “Creemos que invertir en la primera infancia es importante para sociedad y la urbe”, dijo Fernanda Yépez.

Tamara López, madre de Matías, se mostró agradecida por el cuidado y atención que recibió su hijo. “Yo estoy feliz agradecida con el Patronato, con las profesoras, al principio mi niño era muy tímido, ahora habla más se suelta más, es sociable y conversón. La verdad recomiendo estos servicios y digo a otras mamitas que sientan seguras y tranquilas de llevar a los niños a este servicio. Las profesoras son muy lindas, en un ambiente sano.”

Además, 120 niñas y niños de la modalidad de atención domiciliaria de la zona Centro de Quito participaron de este acto de graduación simbólica que corresponde a la segunda promoción.

La modalidad de atención domiciliaria cuenta con 164 educadoras comunitarias que brindan el servicio en las 56 parroquias de la Ciudad, la atención que brindan es:

  • Consejería en asesoría sobre lactancia prenatales y postparto
  • Acompañamiento psicológico
  • Trabajo social
  • Asesoría en nutrición
  • Estimulación temprana

Se atienden a 11.509 personas en el servicio.

Este es un servicio que se caracteriza por su calidez, generando confianza, compromiso y asegurando una infancia plena y feliz.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *