Se condecoró a trabajadores de la Emgirs

En reconocimiento a la valiente y significativa labor llevada a cabo por parte del personal de la Empresa Pública Metropolitana de Gestión Integral de Residuos Sólidos (EP-Emgirs), durante la emergencia sanitaria derivada por el Covid-19, el viernes 5 de noviembre, el Municipio de Quito realizó un homenaje en el que condecoró a sus héroes, quienes con su coraje y entrega formaron parte del personal de primera línea que llevó a cabo el levantamiento de 671 cuerpos de ciudadanos que perdieron la batalla ante el virus en sus domicilios o en vías públicas.

El trabajo del equipo de acciones exequiales, se llevó a cabo de conformidad con el ‘Protocolo para la manipulación y disposición final de cadáveres con antecedentes y presunción Covid-19 extrahospitalario’.

El despliegue técnico y humano de los trabajadores de la Emgirs posibilitó el levantamiento de los cuerpos en un tiempo promedio de 3,5 horas. En calidad de protagonistas, los trabajadores pusieron su contingente en este complicado período, afrontando con mayor entereza los desafíos de los meses con picos más altos en los decesos como fueron julio y agosto de 2020 y, abril de 2021.

En este contexto se implementó el Centro de Acopio Temporal (CAT) Bicentenario, con el objetivo de prever un tratamiento digno tanto a los fallecidos como a sus deudos poniendo a disposición cinco contenedores refrigerados para el almacenamiento provisional de los cadáveres.

En tanto que, bajo un convenio de cooperación, con cuatro empresas de servicios exequiales y propietarias de salas de cremación en el Distrito Metropolitano de Quito, fue posible otorgar gratuidad a un total de 244 ciudadanos de recursos económicos limitados o que no contaban con un seguro de asistencia exequial.

Ante este despliegue de personal y recursos procedentes tanto de instituciones públicas como privadas, Raúl Tapia, gerente General de la Emgirs, expresó su gratitud a nombre de cada uno de los quiteños por el comprometido trabajo conjunto, mientras subrayaba que el trabajo generoso del personal de la Emgirs “nos han devuelto la fe y la esperanza de mejores días”.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *